Coaching e inteligencia emocional.

El coaching busca modificar las conductas de las personas para lograr conseguir unos objetivos , actua de guía en el proceso hasta alcanzar el éxito.

La inteligencia emocional aparece como una herramienta excelente para el cambio y la consecución de objetivos principalmente por dos razones:

Lo que somos y hacemos está muy influenciado por las emociones de cada persona. Obviar el componente emocional es guiar solo la mitad de la persona durante el proceso de coaching.

Además la inteligencia emocional, definida como la capacidad de gestionar eficazmente las emociones, aparece como una herramienta para abarcar a la persona en su totalidad durante el coaching.

El coaching se basa en relaciones y las relaciones se ven modificadas, reforzadas o distanciadas por las emociones. Un buen coach toma para si las competencias de la inteligencia emocional que hacen posible que actúe como líder y consejero, al mismo tiempo que explora los objetivos y valores del cliente ayudándole a ampliar su repertorio de habilidades y respuestas.

Un Coach que usa la inteligencia emocional es consciente de si mismo, suele ser sincero, creativo, capaz de brindar su ayuda e ir más allá de los simples consejos.