La tiranía de la belleza en la sociedad.

Estamos viviendo desde hace años unos momentos de cambio a nivel mundial en muchas cosas y una de ellas es como se ha instalado en nuestras vidas hace ya más de una década el culto al cuerpo, llegando a veces a extremos donde la gente llega a poner su vida en riesgo por tal de ser el estereotipo perfecto para la sociedad, no se dan cuenta que no hay nada ni nadie perfecto y como dice la frase ” para gustos los colores”.

A pesar de que esta tiranía de ser perfectos se sigue dando todavía más en mujeres son ya muchos hombres los que también han entrado en este mundo de hacer todo lo posible para tener la cara o el cuerpo perfecto en una sociedad que cada vez nos exige más en este aspecto.

Es increíble el número de personas que desearía estar en el cuerpo de otros y es en la adolescencia donde el culto al cuerpo tiene mayor peligrosidad, yo misma mentiría si dijese que en mi época de juventud e incluso siendo adulta no me he dejado arrastrar por querer estar mejor . El problema viene cuando esto se convierte en una obsesión ya que con una personalidad todavía no configurada y con los medios de comunicación bombardeando constantemente con modelos de perfección y belleza, estos jóvenes se sienten con la obligación de sacrificar hasta su salud para conseguir los cuerpos que ven en televisión.

Este modelo de hombre o mujer que nos muestran los medios de comunicacon como la perfección absoluta está muy alejado de lo que son la gran mayoría de las personas.

Vemos cuerpos extremadamente delgados, rostros tersos y sin arrugas, nos muestran la eterna juventud, nos indican en los anuncios hasta clínicas de estética donde poder conseguir la cara y el cuerpo soñados, nos invaden con la belleza a la carta.

España es unos de los países con más alta tasa de anorexia y bulimia entre los jóvenes, la anorexia nerviosa es una enfermedad crónica en muchas adolescentes españoles.

La ropa está diseñada y modelada para cuerpos delgados a pesar de que pocas personas , pueden usarla con exito, mientras el debate de las tallas sigue ,continuan las enfermedades derivadas del culto al cuerpo.

Es importante potenciar la autoestima y ofrecer modelos humanos no estereotipados.

Necesitamos sobre todo definir lo atractivo con parámetros más amplios para que la mayoría de las personas y no solo una pequeña parte pueda sentirse bien con sus apariencia personal , necesitamos una renovación de nuestros valores y de nuestras conductas.

Cualquier comentario que se haga a un niño o adolescente sobre su apariencia física puede con los años convertirse en un trauma para esa persona en la edad adulta incluso, a veces esos comentarios que nos dicen incluso nuestros propios familiares sobre nuestro físico pueden llegar a hacer mucho daño, desde frases como ” te ves gorda con ese pantalón ” pasando por frases como no te pongas esa ropa que no se lleva , todos estos comentarios negativos y más cuando vienen desde los propios familiares pueden ser muy dañinos y peligrosos en la vida de una persona.

La sociedad impone un modelo de belleza ligado a la idea de consumismo que nos lleva a condenarnos y no aceptarnos provocando el rechazo hacia nuestro cuerpo, lo que nos lleva a un estado de insatisfacción permanente.

Somos esclavos de un ideal de belleza, siendo el cuerpo un objeto de insatisfacción constante generando sentimientos incluso de desprecio en nosotros mismos, como si fuésemos defectuosos porque no cumplimos con los cánones impuestos.

A pesar de que la cultura y la sociedad se empeñan en ponernos unos ojos para buscar a la mujer y al hombre perfectos, haciéndonos perder gran cantidad de nuestro tiempo en buscar la perfección no podemos olvidarnos de que nuestro cuerpo es nuestro refugio y atraves de el somos partícipes de experiencias como el sentir, desear, expresar y comunicarnos.

Aprobarse y aceptarse a si mismo es el primer cambio positivo que nos ayudará en todos los ámbitos de nuestra vida, aprendamos a relacionarnos con nuestro cuerpo desde el interior, desde lo que sentimos.

La belleza se encuentra en cada uno de nosotros solo debemos aprender a encontrarla, porque es extenuante cambiar el exterior luchando para que los demás nos acepten cuando quienes nos tenemos que aceptar somos nosotros mismos.

Eres más que un cuerpo, más que unos labios, unos pómulos, una nariz…eres un conjunto de cosas maravillosas y únicas porque eres tu y nadie es igual a ti.

Saludos y hasta el próximo post 🦋