Porque intentamos cambiar a los demás.

¿ Cuantas veces a los largo de tu vida has intentado cambiar la actitud de alguien? Sean amigos, pareja, familia… existe una tendencia en el ser humano , una especie de deseo de cambio en los demás que genera sufrimiento cuando no se consigue.

Algunos estudios explican que a veces cuando interactuamos con alguien, nuestro anhelo no está tanto en explicar o compartir una idea y ser escuchados, sino en cambiar la opinión del otro y que su visión de las cosas sea como el nuestro. Este inconsciente deseo no nos deja ver que las otras personas son diferentes a nosotros y que cada cual tiene su propia visión de la vida.

Por otro lado también hay quien apunta a que esto tendría que ver con el control, ya que hay personas que necesitan tener un absoluto poder de su entorno y cuando a su alrededor se dan aspectos que escapan a su entendimiento les generan estrés y ansiedad, les crea como una amenaza mezclada con enojo.

No podemos tener el poder sobre los otros, a menudo insistimos en que alguien cambie y no aceptamos su manera de opinar o de actuar cuando estos nos pasa debemos revisar algo en nosotros mismos, ya que no podemos moldear a nadie a nuestro antojo.

Cada persona es diferente no hay dos personas iguales en cuanto a carácter , manera de actuar, deseos, características personales, no podemos intentar que cada persona con la que nos relacionamos tengo nuestros mismos pensamientos, que sean un clon nuestro y de nuestras ideas.

Se trata de aceptar que cada cual tenga su propia visión de las cosas aunque no se asemeje a la nuestra , es decir la esencia de cada persona es diferente.

La tolerancia es un factor importante en este tema, y es algo que no es fácil en esta sociedad en la que vivimos, por eso es un ejercicio interior que debemos hacer cada uno de nosotros para poder tener un diálogo con las demás personas sin entrar en constantes discusiones, tenemos que dejar que la gente se exprese como es, evidentemente no dejando que nos falten al respeto, pero si dejando que tengan sus propias opiniones sobre algo de lo que nosotros pensamos completamente diferente, respetar y dejar ser.

Siempre me ha llamado la atención el deseo de cambiar al otro que se da en las parejas cuando ya llevan un determinado tiempo juntos, empieza a oírse la palabra cambio, ” Deberias cambiar tu forma de hablar” ” Deberias cambiar tu forma de vestir” etc…..esto ocurre porque no nos damos cuenta de que la única forma de cambiar a otro es cambiando uno mismo y bien aceptando esas cosas del otro que no te gustan pero que son propias de su persona como ser individual o alejándonos y cambiando porque realmente no nos gusta esa persona si la queremos cambiar en tantos aspectos de su vida, deberíamos replantearnos si realmente es esa persona con la que queremos tener una relación.

Así hay parejas o matrimonios que se pasan toda la vida intentando cambiarse el uno al otro, lo cual es un fracaso porque las personas solo cambian porque quieren no por una imposición.

Para lograr que tanto nuestras relaciones familiares, de amistad, de pareja sean buenas tenemos que aprender a respetar a los otros, dejar que se expresen y poder expresarnos de igual, manera sin por ello estar de acuerdo en todo.

En cuanto a las relaciones de pareja cuanto más cosas en común se tengan con la otra persona más éxito estará destinada a tener la relación, que siempre tiene que ser basada en la tolerancia y el respeto mutuo.

En resumen una persona puede cambiar solo si lo desea, así que sino aceptas a alguien que tienes cerca tienes la opción de alejarte , pero nunca cambiarle.

Espero te haya gustado este post!