Flores de Bach para la ansiedad

Desde hace unos años se han incrementado en la sociedad a nivel mundial los casos de depresión y ansiedad.

La organización mundial de la salud (OMS) ha comunicado que para el año 2030 la depresión será la principal causa de discapacidad. Se prevé que afectará a entre el 8 y el 12% de la población. A nivel mundial 322 millones de personas sufren de depresión y si hablamos de ansiedad hablamos de 264 millones de personas; las estadísticas nos alertan de lo que está por venir ya que nunca antes se habían dado cifras tan altas de personas con estos problemas.

Existen varios tratamientos médicos tanto para la ansiedad como para la depresión, pero hoy voy a hablar del tratamiento con flores de Bach, que no es incompatible si estas haciendo otro tratamiento, siempre asesorados por un terapeuta o medico y no por tu cuenta.

La depresión es mucho más que un un sentimiento de tristeza, cuando has pasado mucho tiempo aguantando situaciones límite para ti, puede aparecer la depresión y también la ansiedad, ya que casi siempre van de la mano a la hora de manifestarse.

La ansiedad puede traer consigo una serie de emociones que aunque son naturales nos pueden acarrear miedo cuando lo que sentimos parece que se nos escapa de las manos.

Vamos a ver que podemos llegar a experimentar en nuestra mente y nuestro cuerpo cuando tenemos ansiedad:

Ataques o crisis de pánico: Son periodos repentinos de miedo extremo con o sin causa aparente, sudoración, palpitaciones, sensación de ahogo. Estos síntomas también vienen acompañados de miedo a perder el conocimiento o a morir, y las personas que los han sufrido temen volver a experimentar otra vez los mismos síntomas. En este caso las flores que nos pueden ayudar son el preparado Rescue Remedy, o hacer una mezcla más personalizada con Rock Rose para el pánico, Aspen para los miedos desconocidos y alguna flor más según los síntomas que se estén padeciendo con la ansiedad.

Ansiedad Generalizada: Es una angustia desproporcionada y constante; por la familia, el trabajo, el dinero, etc. White Chesnut seria una flor para los pensamientos obsesivos.

Fobias: Es un miedo que sería irracional a determinadas situaciones, como subir a un ascensor, coger un avión, una araña, fobia social…por lo general las fobias son aprendidas y se fortalecen y se agudizan con el tiempo. Podrían ayudarnos en estos casos Rock Rose y Larch.

Una de los preparados más habituales para los ataques de pánico es el Rescue Remedy, que es una mezcla de 5 flores que tomaríamos puntualmente para estados agudos de pánico o ante situaciones que nos provoquen ansiedad como ir al dentista por ejemplo. Para tratar la ansiedad de forma más profunda el terapeuta debe hacer una entrevista más profunda con la persona para buscar las flores que necesita, ya que cada persona es diferente y necesita unas flores distintas.

Además del uso de flores de Bach, podemos seguir unas pautas para superar estos periodos de ansiedad. Tenemos que poner de nuestra parte para salir de esto porque da igual lo que te tomes si sigues haciendo las mismas cosas que te llevaron a tener ansiedad o depresión. Cambiar hábitos y rutinas es básico para salir de estos estados , las flores de Bach son un trampolín para ayudarte, pero eres tu quien tiene que hacer el trabajo de fondo para seguir con tu vida.

Debemos pensar que la única constante en nuestra vida es el cambio, pero el ser humano en general tiende a aferrarse a ciertos hábitos y se resisten a cambiar lo que crea estados de estrés y nervios que fácilmente pueden desencadenar en ansiedad.

Para saber si sufres de ansiedad o depresión no debes hacer un diagnóstico por ti mismo, si piensas que puedas estar sufriendo de ansiedad haz una visita al médico, una vez tengas un diagnóstico puedes decidir si tomar las flores de Bach siempre asesorado por un terapeuta que te acompañará en el proceso y te indicará las flores que necesitas o las que debes ir cambiando al ir mejorando.

Espero te haya gustado el post, hazme saber si has utilizado alguna vez la terapia floral 🌹