Madres o padres con transtorno de personalidad narcisista

Hablar de padres o madres narcisistas puede sonar extraño, ya que puede resultar raro imaginar a personas que solo piensan en si mismas y como satisfacer sus deseos con las ganas de tener un hijo y criarlo con amor y cuidado, es muy difícil pensar que puedan satisfacer las necesidades de un niño como otros padres lo harían.

Sin embargo y por desgracia si existen estos padres narcisistas, y los efectos de la crianza de los niños de tener estos padres en muchas ocasiones es aterrador.

Verdaderamente cuando una persona con trastorno narcisista de la personalidad tiene un hijo no lo hace para amarle y darle cuidados como es debido; más bien lo hacen para criar a ese hijo como una extensión de si mismo.

Esto significa que únicamente los padres narcisistas tienen hijos para poder tener a alguien a quien controlar y manipular como ellos quieren para satisfacer sus propios deseos personales a través de sus hijos.

Lo más terrible de esta situación es que las personas con padres narcisistas, ya sea uno de los progenitores o bien los dos, no son conscientes de este cruel abuso hasta que han pasado muchos años y esto suele suceder cuando son personas adultas y tienen varios problemas para llevar una vida normal, como depresión, ansiedad, baja autoestima, severas carencias emocionales, etc.

Muchas personas con padres narcisistas llegan a la edad adulta devastados, toda su vida han tratado de satisfacer a sus padres y siempre fallando en el intento, porque los narcisistas nunca están satisfechos con nada y su vida es una constante crítica y siempre quieren y esperan más de los otros, además de sentir que los otros tienen que hacer todo por ellos y ellos hacer lo que quieran en todo momento.

Todo este proceso de manipulación en una edad temprana cuando uno es un niño, deja a estos niños con un sentimiento de culpa destruyendo su autoestima de forma profunda y quedando dañada prácticamente durante toda su vida.

Aunque suene terrorífico esto es precisamente lo que estos padres buscan destruir o no ayudar a construir la autoestima de su hijo para de esta cruel forma tener a alguien que controlar como si fuese un muñeco teledirigido, porque los niños sienten que la única forma de ser amados es satisfaciendo todas las necesidades de sus padres y como estos padres nunca estarán satisfechos por su transtorno narcisista se crea una rueda de la que es muy difícil salir porque ellos no se dan cuenta de que están siendo manipulados por sus propios padres.

Aunque esto padres vean su comportamiento como algo normal, si te informas sobre todo lo que conlleva el abuso narcisista, esta situación puede considerarse abuso psicológico y a veces llegando también al abuso físico y falta de atención al niño.

Las personas que han sido criadas por padres con transtorno narcisista de la personalidad tienen tendencia a juntarse con personas igual de narcistas que sus padres o incluso más, porque han aprendido que la única forma de ser queridos es siendo complacientes hasta el límite de quedar ellos en segundo plano ante los demás.

También están hijos de padres narcisistas que imitando a sus padres actuarán igual que ellos hasta convertirse en adultos narcisistas.

Para intentar salir de esta rueda primero tienes que ser consciente de que has sido criado por unos padres narcistas y afrontar todo el daño que te han ocasionado.

Pese a tener un trastorno las personas narcisistas saben lo que hacen en todo momento al igual que saben lo que está bien y está mal, pero no les importa; carecen de empatia hacia los demás da igual que sean sus propios hijos u otros familiares.

LOS PADRES NARCISISTAS Y EL MALTRATO SILENCIOSO.

Parece ser que todavía en la sociedad en la que vivimos el abuso emocional dentro de la familia todavía es un tema tabú. Pensamos que la violencia solo tiene que ser con golpes, pero también existe la violencia emocional que es si cabe peor porque se trata de una violencia invisible y sin marcas para las personas ajenas. Es una violencia que a simple vista no se ve.

Cuando las víctimas hablan a otras personas sobre el trato injusto, el narcisista suele presentar muy rápidamente una explicación muy racional y condenar al hijo más tarde en ausencia de otras personas.

Ocurre con frecuencia que los padres narcisistas difunden ante los demás que sus hijos sufren una patología psiquiátrica cuando ellos reducen o cortan el contacto con ellos. Los padres entonces trabajan para destruir la reputación social de los hijos ante otras personas, sean parejas, familiares o cualquier persona que tenga relación con el hijo.

Los padres narcisistas suelen mostrar el rol de víctima ante los demás con mucha credibilidad ya que son maestros de la manipulación y la mentira.

Los padres narcisistas no entienden la fragilidad de sus hijos y se enfadan con ellos por cualquier causa menor, los critican constantemente y niegan sus habilidades y capacidades. Los hijos crecen con la visón de que son inútiles y que siempre causan que sus padres sufran por algo.

Los padres narcisistas no son capaces de sentir empatía hacia sus hijos ni expresar cariño físico ni verbal.

Muchas personas alrededor del mundo sufren esta intolerable situación en silencio sin que haya todavía mucha conciencia sobre ello.

Estas son algunas características de personas con transtorno narcisista de la personalidad:

Centrados en si mismos, se ven y hablan de si mismos con mucha importancia, se creen superiores.

Usan a las personas para su propio beneficio, se aprovechan de ellos, pudiendo contactar con cada uno solo cuando les interesa, ignorandolos después. Piensan que los demás deberían ayudarle y ofrecerle lo que pide en cada momento esté justificado o no.

Saben manipular muy bien a los otros y tienen bastante carisma.

No se toman nada bien las críticas, les hieren verdaderamente, por lo que suelen reaccionar mal ante ellas, ignorando a quienes las emiten e incluso tratando de devolverle el daño .

Cuando se enfadan dan miedo aunque no todos sean violentos pueden expresar su enfado de forma muy evidente.

Son distantes y nada empaticos, se muestran indiferentes ante los sentimientos ajenos, aunque pueden hacer ver que si les importan en determinados casos si les interesa la persona por algo.

Siempre quieren hacer lo que les gusta, aunque no sea bueno para los demás.

Si has llegado a la edad adulta y te has dado cuenta que has sido criado por uno o ambos padres narcisistas empieza tu propio camino de recuperación en el que en algunas ocasiones podrás necesitar ayuda profesional.

Ten expectativas realistas y no esperes que tu relación con la persona narcisista se base en el respeto mutuo y el afecto recíproco. Ellos son egoístas por naturaleza y no suelen postergar sus necesidades para atender las de los demás aunque se trate de sus propios hijos.

No dejes que sus juicios nublen el tuyo, ni que sus críticas te hagan pensar que eres menos importante de lo que eres realmente.

Poco a poco tienes que aprender a reparar las heridas del pasado causadas por tus padres y construir una nueva vida con nuevos cimientos.

Espero te haya gustado el post 🦋

En próximas entradas te hablaré con más profundidad sobre como abordar el narcisismo. Saludos!