Nuestros actos nos definen

” Nuestra actitud hacia la vida, la forma como tomamos todo aquello que nos sucede y asumimos nuestra responsabilidad como consecuencia de nuestros actos y también de los actos de otros, sin sentirnos víctimas de las circunstancias “.

Solo tu puedes vivir tu vida solo tu puedes vivir tu historia, eres el diseñador de tu destino y aquello en lo que te conviertes está en tu mano.

Estoy segura que a lo largo de tu vida has escuchado la frase de ” Lo que importan son los hechos, no las palabras”, en realidad importa todo, tanto, lo que dices como lo que haces, pero esta frase cobra mucho sentido para todas aquellas personas que dicen una cosa y luego hacen otra, no ser consecuentes con lo que decimos y lo que después hacemos, no es un problema solo para los demás sino también lo es para nosotros mismos.

SOY LO QUE HAGO, NO LO QUE DIGO QUE VOY A HACER.

Un claro ejemplo de esto es cuando alguien dice que va a hacer muchas cosas y luego se queda solo en una intención, como por ejemplo…” voy a apuntarme a un gimnasio ” ” voy a dejar de fumar” ” estudiaré ingles” al final cuando pensamos y decimos que haremos algo y no lo llevamos a la práctica, solo son pensamientos e intenciones que a veces cuando no cumplimos nos pueden llevar a sentirnos fracasados de alguna manera. Y es que todos tenemos muchas cosas que nos gustaría hacer que soñamos vivir, pero al final nunca las hacemos por falta de tiempo, dinero o porque simplemente nos falta motivación.

CREAR UN NUEVO HÁBITO EN TU VIDA.

Crear un nuevo hábito en tu vida puede parecer complicado, pero esto sucede solo en un principio porque después conforme pasa el tiempo, el proceso se vuelve cada vez más fácil y divertido.

La única forma de lograr incorporar un hábito es repetir la acción tantas veces hasta que se vuelva automática. Para lograr esto se requiere de constancia.

Motivados por un deseo, repetimos una y otra vez una conducta que nos trae una recompensa. Así, sin pensar y sin esfuerzo, creamos un hábito.

Indiscutiblemente la motivación es clave en la adquisición de un nuevo hábito.

Piensa en algo que te gustaría hacer y ponlo en práctica, tiene que ser algo que te motive lo suficiente.

” El cambio duradero es producto de los hábitos cotidianos, y no de una transformación radical que sucede una vez en la vida”.

COMO AFECTA A LOS DEMÁS LO QUE DICES Y NO CUMPLES.

En esta primera parte te hablé de la importancia de crear hábitos en la vida, lo que te ayudará también en otras facetas a la hora de comprometerte con lo que dices que harás y luego no haces.

Los seres humanos tenemos diversas relaciones, de familia de amistad, de pareja…en estas relaciones todos adquirimos en muchas ocasiones compromisos de toda índole.

Por ejemplo un padre que le promete a su hijo llevarlo al cine y luego le dice al niño que no puede porque está trabajando, no se acordó ..esas palabras que el padre dijo a su hijo desde el primer momento tienen una afectación en el cerebro del niño, ya que el imaginó pasar esa tarde con su padre, comiendo palomitas y disfrutando de la película. Más tarde cuando el niño recibe la noticia de que su padre no podrá llevarlo al cine, el niño empieza a pensar que su padre no tiene tiempo para el, y se desilusiona creando emociones de tristeza e insatisfacción. Si bien esto es algo que puede pasar en algún momento es cuando es algo habitual en cualquier tipo de relación cuando empiezan los problemas.

Debemos ser consecuentes con nuestras palabras y nuestros actos y pensar en lo que vamos a poder cumplir o no vamos a ser capaces de hacerlo y más cuando nuestros actos tienen afectaciones en otras personas.

Por ese motivo crear un hábito y cumplirlo te ayudará en otras facetas.

La confianza es la base para construir relaciones personales o profesionales sólidas. Ganarte la confianza de las personas que te rodean es un proceso largo que requiere de trabajo y constancia por tu parte. Y la base para ganarte esa confianza reside en la habilidad que tengas para cumplir aquello que prometes.

Piensa que cuando prometes algo que no vas a cumplir lo único que logras es destrozar la ilusión de alguien que cree en ti.

Nuestros actos nos definen más que nuestras palabras.

Al final somos lo que hacemos y no lo que decimos ser. Los hechos son las palabras más importantes, son la mejor descripción de ti mismo. No podemos pretender enseñar lo contrario de lo que practicamos y, sobretodo, no podemos pedir lo contrario a los demás de lo que hacemos nosotros mismos.

No importa lo profundas que sean nuestras palabras o lo bien que hablemos, lo que al final nos define es nuestro comportamiento. Tu autoestima, tus valores, tu capacidad de empatia, es algo que refleja tu identidad como persona. Y es lo que vas a dejar en la memoria de las personas.

¿ Quieres personas excepcionales en tu vida? Se tu excepcional y enseña a los demás con tu ejemplo a llegar a serlo.

Seremos coherentes cuando nuestra mente, lo que pensamos, nuestro cuerpo, lo que sentimos y nuestros actos, lo que hacemos estén alineados. Y se debe reflejar en cada acción diaria.

Quizás sea tiempo de crecer y dejar de echar la culpa al otro como hacíamos cuando éramos pequeños. Quizás ha llegado nuestro momento de hacer en lugar de decir, de realizar en lugar de prometer.

DA LO MEJOR DE TI.

Que cada palabra o acción que hagamos refleje nuestra esencia. Que tus comportamientos rezumen tus cualidades.

Muchas veces la gente quiere ” venderse” o dar una imagen de si mismos a los demás como un cierto tipo de persona. Probablemente por un rato lo logren, pero tarde o temprano su forma de comportarse su forma de expresarse, dejan ver a otros la realidad y luego de eso por más palabras que intenten usar para tratar de justificar o explicar esas acciones ya no es posible.

Trabaja cada día en ser una mejor versión de ti mismo, todos hemos cometido errores en el pasado y de eso se trata de mejorar nuestro camino por la vida y sobretodo ser consecuentes con nuestras palabras y nuestros actos.

Espero te haya gustado mi nuevo post y sobretodo te haya podido ayudar.

Saludos 🦋