Aprende a distinguir a las personas con transtorno narcisista de la personalidad

Desde hace un tiempo cada vez se habla más del transtorno narcisista de la personalidad, y esto realmente es una suerte dado que gracias a ello muchas víctimas de este abuso narcisista están abriendo los ojos a años y años de maltrato psicológico y a veces también físico.

Vamos a empezar diciendo que la persona narcisista no está enferma, este hecho es difícil de aceptar, ya que nos es más fácil pensar que todo lo que nos han hecho es por una enfermedad mental, pero esa no es la realidad.

Estas personas tóxicas, tienen un transtorno narcisista de la personalidad, siendo este un transtorno de tipo B según el manual diagnóstico de los trastornos mentales. Estas personas abusan, humillan y maltratan a sus víctimas y son conscientes de lo que hacen en todo momento, incluso disfrutan en muchos ocasiones del dolor que causan, porque les hace sentir poderosos.

SON CONSCIENTES Y SABEN QUE TE ESTÁN HACIENDO DAÑO

Aceptar que tu madre, padre o pareja ha sido siempre consciente de todo lo que te ha hecho es muy duro. Por ese motivo en un principio las víctimas de abuso narcista se muestran en un estado de negación.

Está demostrado que los narcisistas no están enfermos, que sí pueden evitar el daño que hacen, simplemente no les importa porque ellos creen que están bien y que los demás son los inestables, débiles o enfermos.

LOS NARCISISTAS CREEN QUE ESTÁN POR ENCIMA DEL BIEN Y DEL MAL, DIFRUTAN CUANDO HACEN SUFRIR A LOS OTROS.

ASI ES COMO LOS PUEDES RECONOCER:

TIENEN DESCONEXIÓN AFECTIVA

La persona narcisista siempre atribuye sus fracasos a los demás, para no dañar su autoestima más de lo que ya la tiene.

NO SIENTE CULPA POR NADA

Tienen desconectados los sentimientos de culpa, duelo o empatía con el sufrimiento que ellos mismos generan.

NO SE ARREPIENTE DE NADA

Una persona narcisista nunca demostrará arrepentimiento verdadero por actos que escapan a lo éticamente aceptable. Lo que si pueden hacer es simular que están arrepentidos para seguir así manipulándote.

EMOCIONES DE IRA

Una característica de las personas narcisistas es la ira, una emoción muy arraigada en ellos, la ira y las emociones coléricas están a la orden del día en estas personas.

NO TIENEN EMPATÍA POR NADA NI POR NADIE

Estas personas carecen de empatía hacia las otras personas, solo miran por sus propias necesidades y para ello pueden llegar a hacer cualquier cosa. La persona narcisista obtiene placer a través del sometimiento del otro, su hija, su pareja….

Los narcisistas no están en contacto con sus propios sentimientos, lo que hacen es proyectarlos en otros, no ven como las cosas te afectan a ti, sino a ellos mismos, son increíblemente egoístas.

Tienen muy bien arraigadas sus malicias y no se adaptan bien a ningún cambio; son personas muy tercas y viven la vida manipulando las circunstancias y a las personas para obtener lo que quieren. Mienten continuamente y tratan de dañar las relaciones familiares para que nadie logre así enterarse de que a cada persona le dice una mentira diferente.

En el momento que les va mal, pretenden cambiar, hacen el teatro y piden perdón, llorando y montando un espectáculo si hace falta para convencer de su arrepentimiento – fingido siempre. Cuando se recuperan aunque sea un poco, vuelven a ser la persona llena de envidia y rencor dañándote nuevamente.

Tienes que saber que el narcisista no va a cambiar aunque te lo prometa mil veces, nunca lo hará, un narcista está convencido de su superioridad y obnuvilado con los objetivos que se ha propuesto, no va a cambiar, los expertos dicen que el criterio más seguro para reconocer a un narcista es quizás su incapacidad para reconocer una falta y por lo tanto, para cambiar y dejar de hacer sufrir a las otras personas.

CARACTERÍTICAS DE LOS PERVERSOS NARCISISTAS

Ponen en tela de juicio la competencia, la personalidad y las cualidades de los demás, critica y menosprecia para crear angustia, y después, juzga.

Está celoso de todo el mundo incluida su familia.

Constantemente se hace pasar por una víctima.

Siempre contesta de manera evasiva.

Utiliza medios indirectos, como otras personas, contestadores automáticos o mensajes escritos, para transmitir sus mensajes.

Distorsiona, interpreta y dice mentiras para ocultar o descubrir la verdad.

Rechaza las críticas y niega las evidencias.

Crea conflictos para manipular a su entorno.

Se comporta de manera diferente y modifica la expresión de su pensamiento según las personas y las situaciones, podríamos decir que es un camaleón de la maldad.

Es muy egocéntrico.

No expresa claramente sus sentimientos, opiniones, necesidades o exigencias.

Convivir con un narcista es prácticamente imposible porque siempre están actuando para conseguir sus objetivos y tu no eres más que un mero objeto para seguir haciendo lo que quiera y como quiera a través de los otros, cuando le dejas de ser útil, da igual seas su hijo, su hermano, pareja,… te dejará en la estacada como si fueses un objeto de usar y tirar, sólo viven por y para ellos, lo demás es una actuación.

Jean-Charles Bouchoux, prestigioso psicoterapeuta que escribió el exitoso libro “Los perversos narcistas”, dice que “Hay relaciones muy nocivas y destructivas porque van solo en una dirección. Hay uno que sufre y el otro que hace sufrir. Los perversos narcisistas son personas que hacen sufrir a los demás. En cambio, ellos no son capaces de sufrir por los otros, sólo sufren por lo que viven en primera persona.”

El perverso narcisista utiliza el vínculo familiar, profesional o amoroso para someter al otro. Necesita esta próximidad para ejercer su influencia y no le permitirá a su víctima que tome distancia. Internamente es frío, no conoce la culpabilidad porque proyecta cualquier afecto y no duda en culpabilizar a los otros, da igual que sean sus propios hijos, lo hacen sin ninguna pena.

Llegado un momento, las personas que están junto a los narcisistas patológicos detectan esta clase de comportamiento abusivo y lo expresan. Es entonces cuando este tipo de sujeto despliega su arsenal de herramientas de manipulación emocional. Algo que les hace detectables en su continuo juego con la culpabilidad del otro.

Cuando el narcisita siente que está siendo descubierto, rápidamente tomará una actitud de víctima, con una gran habilidad conseguirá que la otra persona acabe pensando que realmente ha sido demasiado dura o injusta con el o con ella.

“Los valores, sentimientos y comportamiento del perverso narcisita cambian en función de las personas y del contexto que les rodea. Externamente es amable, y puede fingir compasión y simpatía. Es seductor, y si es necesario, puede ser puntualmente muy servicial, sobretodo si esto le permite alcanzar sus objetivos, a menudo, a costa de los demás.

En estos tiempos donde las redes sociales son protagonistas de nuestra vida diaria, podemos encontrar una gran cantidad de perversos narcisitas detrás de muchas cuentas en redes sociales, así que cuanto más información tengas mejor podrás protegerte de estas personas que arruinan vidas e incluso familias enteras.

Un dato importante a tener en cuenta es que las personas narcisistas son muy camaleónicas, precisamente porque no tienen una personalidad bien constituida. Para ellas es muy fácil absorber, imitar y fingir ser quienes no son realmente. Construyen la personalidad y la imagen que el otro quiere ver, y en un principio se ofrecen con generosidad.

Es posible que de entrada, la otra persona se vea impresionada, agasajada o seducida por ellos esto es normal porque detrás de esa expresión hay un trabajo muy específico y deliberado de la imagen que quieren proyectar en los otros. Todo con un fin. Porque para ellos siempre hay un fin, no se relacionan de un modo natural, simplemente porque sean seres sociales como hace el resto, para ellos casi siempre hay un objetivo concreto detrás del intento de vincularse afectiva o emocionalmente a alguien.

Este transtorno es más peligroso de lo que puede parecer en un primer momento porque estas personas por tal de conseguir lo que quieren son capaces también de inventar mentiras muy graves contra otras personas.

Si piensas que estas siendo abusado por un perverso narcista o lo has sido en el pasado, busca toda la información que puedas e intenta salir de esa situación toxica. Sino puedes por ti mismo busca ayuda cuanto antes. Vivir un abuso narcisista puede llevarte a sufrir ansiedad, depresión, fobias e incluso enfermedades más graves.

Es importante que cada vez se haga más visible este maltrato silencioso que sufren las víctimas del abuso narcista.

Espero te haya gustado el post y te haya servido de ayuda, saludos 🦋.