Porque nos cuesta comunicar como nos sentimos

A pesar de que cada vez tenemos más recursos para comunicarnos con los demás, parece que cada vez es más difícil hacerlo.

Suele darse más a menudo de lo que se piensa que personas de nuestro entorno más próximo resultan ser verdaderos desconocidos para nosotros porque no nos manifiestan como se sienten o como piensan.

Parece ser que en el siglo en el que vivimos es la era del estrés y de la falta de tiempo para todo. El silencio interno es como una cárcel para muchas personas que se encuentran aprisionadas y no saben como romper el yugo que no les permite avanzar. Debemos manifestar como nos sentimos, el tragarse las cosas uno mismo no conlleva nada bueno

El valor de la comunicación reside en la oportunidad que nos brinda para tomar contacto con nuestro propio universo personal. Comunicarnos bien con otras personas; supone tomar contacto con nuestros propios sentimientos, creencias y emociones internas y sobretodo aprender a darles forma.

Nuestro sistema cerebral, necesita constantemente recibir información del exterior por el bien de su propia supervivencia. Gracias a todo aquello cuanto nos sucede y rodea, podemos alimentar y expandir nuestras propias conexiones neuronales. De este modo, favorecemos nuestra propia evolución personal.

Los seres humanos estamos programados para evolucionar, uno de los principales mecanismos que se nos ha facilitado para ello, es el de aprender a vivir en sociedad.

A veces vemos que hablamos, pero no conseguimos entendernos, por lo tanto sino hay entendimiento no hay posibilidad de comunicación. Estamos en un tiempo en el que nos cuesta trabajo expresar nuestros sentimientos por miedo a ser heridos o tal vez mal entendidos. Y es que hemos creado una sociedad del ” silencio” en cuanto a los sentimientos. Nos da temor expresar lo que sentimos.

” LA COMUNICACIÓN ES A LA RELACIÓN COMO LA RESPIRACIÓN A LA VIDA”

Cuidar una relación da igual que sea familiar, de pareja, de amistad es un arte, el arte es en parte, tener el coraje, la honestidad y la vulnerabilidad para mostrar a la otra persona lo que de verdad, en el fondo, nos está pasando.

Es poder mirar en nuestro interior, entenderlo en profundidad y hacernos cargo y decidir qué y cómo lo vamos a comunicar antes de reaccionar de cualquier manera.

Hoy podemos saber en pocas horas, en minutos a veces, lo que pasa en el otro extremo del mundo. Las noticias llegan a toda velocidad ; radio, televisión, periódicos y revistas se encargan de difundir grandes y pequeños acontecimientos, dándoles cada cual su matiz de color predilecto. Y nosotros estamos allí, hablando poco menos que con la pantalla del televisor o con la radio, dialogando con un diario o unas páginas impresas a color donde aparecen los personajes más afamados.

Sin embargo, sabemos poco y nada de lo que ocurre en el alma de nuestros amigos y familiares, no estamos muy seguros de lo que sentimos y pensamos nosotros mismos, y lo que es peor nos cuesta mucho comunicarnos de verdad unos con otros.

NO VIVAS DE APARIENCIAS, VIVE DE REALIDAD

Estamos ya muy acostumbrados a ver las vidas de muchas personas en redes sociales como si fuesen un reality en directo, sabemos que les gusta a personas ajenas a nosotros, vemos miles de fotografías imitando las nuevas tendencias , relaciones de parejas que parecen en las redes sociales como una novela de televisión….pero…¿ cuanto de todo esto es real? ¿ porque a muchas personas hoy en día hacen de su vida una ficción?.

Para poder comunicarte de manera efectiva tienes que estar hecho de realidad, solo así se podrá dar una comunicación fluida y verdadera.

La comunicación es rica cuando se quiere aprender de los demás, cuando los demás representan algo positivo e importante en nuestra vida, cuando escuchar es mucho más que el trasmitir, puesto que cuando doy de lo que tengo no hay nada nuevo en mi vida, pero cuando escucho y de forma activa, siempre se aprende algo y podremos decir ” que uno nunca se acostará sin saber una cosa mas” , que podremos adoptar en nuestra vida o no pero que conoceremos y siempre aportará.

ESCUCHAR PARA COMUNICAR MEJOR

La escucha activa es un habilidad que puede ser adquirida y desarrollada con la práctica. Sin embargo, puede ser difícil de dominar, pues hay que ser pacientes y tomarse un tiempo para desarrollarla adecuadamente.

Existen varias señales que muestran a la otra persona que se la está escuchando:

Señales no verbales

Contacto visual

Sonrisa ligera

Postura corporal receptiva

Para comunicar de forma efectiva la clave es escuchar bien.

La escucha nos humaniza. Escucharse a uno mismo y al entorno nos faculta para poder comunicarnos desde lo mejor de nosotros mismos. Recuperar la capacidad de escucha es la llave de esa puerta que nos llevará a alcanzar el equilibrio físico, mental y emocional.

Saber escucharse y saber escuchar al mundo nos resitua y nos devuelve la capacidad de ser en todo nuestro esplendor.

Espero te haya gustado mi nuevo post 🦋

Saludos y si te apetece dejame un comentario!