No temas a los cambios

Cambiar es algo que a muchas personas les produce miedo, la mayoría de las personas temen a los cambios, parece que por naturaleza al ser humano le cuesta modificar los hábitos que tiene; e incluso algunas personas llegan a preferir lo ” malo conocido que lo bueno por conocer”. Pero los cambios son siempre para mejorar, absolutamente siempre.

Nada entorpece tanto el desarrollo personal como la errónea creencia de que cada uno es como es y no puede cambiar. Con ello lo único que conseguimos es impedirnos dar un giro a nuestras vidas y hacer lo que realmente nos gustaría, preferimos quedarnos tumbados, conformistas, resignados y negativos. Pareciera como si para algunos la vida no dependiera de su voluntad, culpamos a la sociedad o a las circunstancias, de nuestras dificultades.

Cuando vislumbres un cambio en el horizonte de tu vida, no te escondas, no huyas, planta cara y a por él.

La emoción que tenemos que tener ante los cambios no debe ser de miedo sino de alegría. El miedo solo nos impide acercarnos a las oportunidades, la alegría es la emoción que nos abre nuevos caminos.

Dado que el cambio es el mayor enemigo del miedo, en seguida aparece en escena el autoengaño. Es decir mentirnos a nosotros mismos, para no tener que enfrentarnos a los temores e inseguridades inherentes a cualquier proceso de transformación. Para lograrlo basta con mirar constantemente hacia otro lado , tratando de no pensar ni hablar sobre aquellos temas y asuntos que puedan incomodarnos.

VIVIR ES CAMBIAR

Cambiar significa modificar nuestra conducta o forma de pensar ante una nueva situación.

Aún sin darnos cuenta, lo que vamos viviendo va modificando nuestro carácter.

El cambio nos da miedo porque:

No sabemos como manejar situaciones nuevas o diferentes.

Puede provocar algún tipo de pérdida, ya sea física, moral, emocional, etc….

Podemos equivocarnos y ser criticados por los demás y /o por nosotros mismos.

La falta de control que se puede sentir, es algo que generalmente angustia.

La manera de enfrentar el cambio depende en gran parte de nuestra autoestima, cuando nos sentimos seguros y capaces, vemos el cambio como un reto o una motivación positiva.

Cuando nos sentimos incapaces o poco valiosos, el cambio nos disgusta e incluso nos asusta.

Nuestra manera de enfrentar el cambio depende de lo que aprendimos durante la infancia o ante ciertas situaciones dolorosas.

Pero siempre podemos aprender a enfrentarlo de manera positiva aprendiendo de el y mejorando nuestra vida.

Lo importante es no tenerle miedo y modificar las ideas y creencias falsas que han mantenido ese miedo.

LA RESISTENCIA AL CAMBIO

La resistencia al cambio muchas veces es inconsciente, pero esto no quiere decir que no sea nuestra. El proceso de cambio va ligado a un duelo por lo que dejamos atrás, y es ahí donde la resistencia empuja con más fuerza. Quiero cambiar y a la vez me resisto al cambio, porque no quiero dejar eso que ya conozco. Cuando entramos en esa polaridad, es cuando podemos ampliar nuestra área de actuación.

EL BENEFICIO QUE OBTENGO POR NO CAMBIAR

El beneficio que obtengo por no cambiar puede ser el de huir de situaciones desagradables, de huir de mis responsabilidades, o puede ser que si cambio deje de obtener esa atención que antes recibía. Puede ocurrir que una manera de actuar que nos hace daño, al mismo tiempo nos provoque un beneficio.

¿COMO MOVERNOS HACIA EL CAMBIO?

Es importante que el cambio salga de nosotros mismos, que haya deseo de cambiar y que sea genuino.

” El cambio se produce cuando uno se convierte en lo que es, no cuando trata de convertirse en lo que no es”.

El cambio lo realizamos cada uno de nosotros, si viene impuesto o forzado por otras personas , no será un cambio auténtico, sino más bien algo impuesto por otros.

CAMBIAR ES UNA NECESIDAD PARA CONTINUAR

Date permiso para padecer bajadas y subidas emocionales durante un cambio, es totalmente normal sentirte triste e inseguro al experimentar un gran cambio en la vida.

No temas sentirte vulnerable, lo cierto es que un cambio profundo siempre asusta. Muéstrate tal y como te sientas.

Puedes adaptarte a todo, poseemos una capacidad de adaptación única e ilimitada. Podemos adaptarnos a cualquier situación, solo necesitamos tiempo.

La vida está llena de cambios, algunos serán mejor y otros no tanto, aprende a enfrentarlos. En tu interior tienes todas las herramientas para adaptarte y sacar lo mejor de cada cambio.

PONTE EN MARCHA!

Necesitas un plan, así que es momento de diseñar tu plan de acción e iniciar el camino hacia tus objetivos. Elabora y actúa, en base a tu plan de acción diario. En definitiva, organízate y comprométete con toda la ilusión y fuerza de saber que tu objetivo es posible para ti.

” Ningún problema puede ser resuelto en el mismo nivel de conciencia en el que se creó ” Albert Einstein.

CAMBIAR ES PODER CERRAR PARTE DEL PASADO

Muchas veces hay situaciones que nos persiguen cíclicamente, como si estuviésemos entramados en ellas. Al elegir algo completamente diferente e incluso si lo hacemos de forma gradual y programada lo mejor posible; el resultado ayudará a alejar esos fantasmas y a prepararnos mejor para un punto de vista novedoso, que a su vez nos abrirá la puerta a mejores experiencias que iremos incorporando en la historia de la vida. Si podemos saltar esta parte del pasado que nos ata incluso a situaciones dolorosas llegaremos cada vez más a un nivel de maestría interna que contribuirá a ser más flexibles ante cada desafío que se nos presente.

Espero te haya gustado este nuevo post y te pueda servir si estás atravesando por cambios en tu vida.

Saludos! 🌺