De que se compone la vida?

La vida se compone de momentos

Las mejores cosas de la vida surgen de repente, sin avisar, sin planificar, sin darte cuenta, de forma espontánea, fácil, natural, rápida. Fluyen y se desarrollan como si llevasen años haciéndolo. A veces las entendemos como sin sentidos, locuras ¿por qué será? Llegan de repente, sin previo aviso, y no las controlas, están fueran de nuestro alcance y control, ¿realidad o ficción? ¿Locura o experiencia? ¿Nos arriesgamos, probamos y nos dejamos llevar o nos quedamos en nuestro mismo sitio de siempre?

Seguro que alguna vez un libro o un anuncio publicitario te han dado la respuesta a esas dudas que continuamente te estabas planteando; que ibas a llamar por teléfono a una persona y en ese mismo instante, es ella la que te llama; que has tenido un encuentro inesperado en un lugar que ni siquiera pensabas o que has encontrado a la persona exacta cuando la necesitabas apareciendo de la nada…

Todos hemos experimentado en alguna ocasión una coincidencia que parecía tan improbable que nos resulta mágica y epifánica, como si existieran conexiones entre sucesos, personas o informaciones a través de hilos invisibles que tan sólo podemos vislumbrar por momentos. Según el psiquiatra suizo Carl Jung esto no es casualidad, sino sincronicidad, uno de los aspectos más enigmáticos y sorprendentes de nuestro universo.

Ponte en camino, prepárate, abre los ojos

Todo aquello que merecemos o necesitamos aparecerá delante de nosotros, no lo desaprovechemos, no lo dejemos pasar de largo, ya que si está delante de nosotros, es que la vida nos lo está ofreciendo porque estamos preparados, no debemos tener miedo, sino ser valientes y agradecer cada día las oportunidades que se nos brindan, ya que esto significa que estamos atentos para seguir avanzando.

Un día de repente ocurre algo, que parece no tener explicación… Dudas, pero no quieres concederle más importancia… Sin descubrirlo por el momento, resulta que paralelamente se han desencadenado una serie de sucesos que guardan algún tipo de relación con el anterior. Puede ser que tardemos dias en descubrirlo, quizas años… O puede que nunca lleguemos a hacerlo, no por el hecho de que no se nos presente la oportunidad, sino porque no lo hemos sabido ver… Pero lo cierto es que ahí estan.

Dice un conocido dicho popular chino que “el leve aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del planeta”.

Efecto mariposa: ¿qué es y qué nos dice?

Recibe el nombre de efecto mariposa un conocido efecto según el cual la existencia de una acción o situación determinada puede provocar una serie de situaciones o acciones sucesivas que terminan provocando un efecto considerable que no parece corresponderse con la situación o elemento que lo empezó.

Este concepto parte de las experiencias del meteorólogo Edward Lorenz, el cual generó el término en 1973 con el fin de explicar la imposibilidad de realizar predicciones meteorológicas totalmente fiables a largo plazo debido a la acumulación de variables que pueden modificar el comportamiento atmosférico.

Lo que nos explica el efecto mariposa es que alteraciones aparentemente simples e inocuas de una variable o acción pueden llegar a generar efectos masivos, siendo el primero desencadenante de un proceso que propagándose va adquiriendo cada vez mayor fuerza. Es por ello que se dice, en una variación del dicho popular, que el aleteo de una mariposa en Hong Kong puede causar un huracán en Nueva York: la más mínima alteración en un mismo proceso puede dar lugar a resultados muy distintos e incluso totalmente inesperados.

Todos nosotros, de algún modo, estamos batiendo nuestras alas invisibles de forma constante imitando el efecto mariposa. Pensemos en ello durante un instante. A veces, un pequeño acto de bondad puntual puede propiciar un cambio formidable en otras personas. A su vez, una palabra dicha en el momento preciso a un compañero de trabajo, un amigo o un desconocido, puede también dar forma a un cambio de mentalidad que fluye hacia el progreso o a un avance en positivo.

Los grandes cambios empiezan a veces con actos pequeños y casuales. En psicología es bien conocida esta relación y de ahí, que el efecto mariposa esté presente en muchas teorías y enfoques. Ahora bien, no solo asumimos este principio como clave para entender los procesos del cambio, también nos es increíblemente útil para desarrollar una competencia psicológica esencial: la adaptación a la incertidumbre y la flexibilidad mental.

Me gusta la gente sencilla y trasparente, las personas que son capaces de darte el auténtico reflejo de lo que son con corazón, y que a su vez, te permiten ser tú mismo en cada instante. Sin lugar a dudas no es pedir demasiado, y por ello, antes de preocuparnos también en encontrar personas auténticas debemos preocuparnos también en serlo nosotros mismos. No es adecuado esperar que nos ofrezcan sin saber ofrecer primero.

Si en tu día a día conoces a alguien que enriquece la vida de la forma que sea: mediante el conocimiento, el apoyo diario, o esa complicidad que no se puede explicar con palabras, no la dejes ir.

No es fácil encontrar personas que de verdad conecten con nuestra esencia, y a su vez, nos hagan la vida más fácil sin pedir nada a cambio. Es preciso cuidarlos como el mejor de los tesoros, como el bien más preciado, porque quien vive una vida desde el corazón, solo puede ofrecer honestidad y reciprocidad.

Que difícil se hace hoy día encontrar personas que dejen sus máscaras a un lado y sean capaces de desnudar sus pensamientos. Quizás es normal porque vivimos en una sociedad donde se juzga todo y se tiene miedo a todo, la mayoría de personas se han hecho un mundo interior con una coraza muy grande donde no permiten entrar a nadie.

El sentido de la vida para Viktor Frankl

Viktor Frankl publicó en 1945 «El hombre en busca de sentido», un libro que inspiró a millones de personas a asumir una actitud muy firme: la actitud de sí a la vida. Frankl, como ya sabemos, vivió en piel propia los horrores del holocausto al ser un prisionero más en Auschwitz y Dachau, una experiencia que superó de forma estoica y que le permitió posteriormente asentar las bases de un tipo de terapia muy personal, esa a la que conocemos como logoterapia.

Asimismo, algo que tuvo muy claro tras sobrevivir a aquellos años y a la pérdida de su familia es que su propósito personal en este mundo no iba a ser otro más que el de ayudar a los demás a encontrar su propio sentido de la vida, a elegir su camino. Por otro lado, tal y como explicó en sus trabajos, dicho objetivo lo llevaba a cabo partiendo desde tres puntos muy concretos: trabajar día a día con motivación, vivir desde la esfera del amor y tener coraje en cada momento para hacer frente a la adversidad.

Las personas que han vivido una existencia plena no han llevado una vida de constante alborozo y alegría; simplemente han sabido captar en cada momento la esencia que lo hace único e irrepetible y han disfrutado mientras acontecía.

El paso del tiempo demuestra que finalmente recordamos lo más sobresaliente de nuestras vidas, y ahí están siempre esos pequeños momentos, instantes aparentemente insignificantes que guardaban dentro de sí destellos de felicidad.

Una sencilla comida en buena compañía, un paseo agradable, un momento de risas, son suficientes para despertar los buenos recuerdos y nos enseñan que la felicidad muchas veces consiste en disfrutar de los pequeños momentos.

La vida no se mide por las veces que respiras, sino por los momentos que te dejan sin aliento en los que tienes que contener esas palabras que te dejan pasmado que vives intensamente, que te cortan la respiración. Son instantes en los que te cambia la vida, en los que con los ojos cerrados y los sueños bien despiertos y que te pellizquen porque no es verdad que esto sea real. Que no es un sueño, que lo has conseguido, que ha merecido la pena. Me da igual que unos lo llamen suerte, otros lo llamarán perseverancia, (una amiga mía dice muy sabiamente que siempre lo que pasa es lo mejor que debería de pasar).


Tú siempre los recordarás como los momento que te dejaron sin habla porque el tren de tu vida cambió de dirección en ese mismo instante. Es por estos momentos por los que te planteas si vivir tu vida de manera sensata merece la pena o, por el contrario, estás atrapándote en un billete de ida y vuelta que no tiene nada más que ofrecerte, no te dejes llevar y sube al tren que te traiga la felicidad del camino y los paisajes desde la ventanilla en primera fila. Relájate y comete errores, no intentes ser la versión más perfecta de ti mismo, tomate las cosas con menos seriedad, corre riesgos, viaja más si puedes, sube montañas, nada en mar abierto sin respaldo de la costa, ve a lugares donde nunca hayas ido, vive más, preocúpate menos, no cargues tu vida con un kit de supervivencia y aprovecha para dar a tu vida la mayor intensidad posible cada día.


No se si puedo afirmar, sin que me tildéis de exagerada que hay momentos que por si solos valen por toda una vida, pero si sé que los hay que, al menos, pueden compensarte por varios años. ¿Con qué tiene que estar relacionado ese momento concreto, para que se convierta en parte de tu biografía imborrable?, imagino que para cada uno será diferente para unos será el nacimiento de un hijo que será de los más especiales, para otros será quizá ese beso perfecto, esa caricia electrizante y a tiempo, esas palabras pronunciadas en el momento perfecto, esa mirada tierna, esa noche de pasión intensa acompañado de sexo del bueno, ese momento de diversión incomparable donde las risas ocupaban todo el recuerdo, o tal vez una simple conversación, un tranquilo paseo por la playa, un largo viaje, una canción, un regalo, un triunfo, un libro, un encuentro…? 

“Dentro de 20 años estarás más decepcionado por las cosas que no hiciste que por las cosas que si” Mark Twain.

Buscar tú felicidad

¿Quien dijo
que no tenía sentido?,
¿quien dijo
que no merecía la pena?,
¿quien dijo
que era mejor no intentarlo?,
¿quien
que de tiempo era un perdida?.

Buscar la felicidad
siempre tiene sentido,
una sonrisa
siempre lo merece,
lo merece todo,
no hay que dejar de intentarlo
nunca,
Inténtalo sin perder más tiempo,
inténtalo ahora.

Espero te haya gustado mi nuevo post 🦋 y mis palabras puedan servirte en tu vida.