Todo lo que necesitas está dentro de ti

Hoy voy a hablar sobre ” pedir consejos” a los demás, algo que pasa en todo el mundo cada día y creo que casi todos hemos hecho en algún momento en nuestra vida, y que puede parecer algo inofensivo para lograr nuestros objetivos da igual cuáles sean , a veces resulta que no es tan importante en nuestra vida como puede parecer en un primer momento, pero a veces si lo es….te cuento porque…….

Para qué sirven los consejos de los demás?

Aunque suene feo…para limitarte. Para amoldarte. Para contagiarte miedo. Para pensar y actuar como los demás. Muchas veces te aconsejan con buena fe, pero aun así suelen producir el efecto contrario y confunden en lugar de ayudar.

No queremos eso ¿No es cierto?

Por eso no escuches todo lo que te dicen.

Como en todo siempre hay excepciones y a veces hay algún buen consejo, aquí hablo de consejos a nivel personal…ya que por ejemplo si queremos invertir dinero en una propiedad o negocio pues iremos a un consultor, si estas mal anímicamente irás a un profesional que te pueda ayudar, de lo que te hablo hoy son de esos consejos que parecen inofensivos, esos que pedimos a familiares, amigos, conocidos…..y que al final nos acaban haciendo un lío en la cabeza más grande que el que teníamos en un principio, porque normalmente la gente que te conoce no te da consejos objetivos, es más cuando te da un consejo lo hace pensando bajo su propio criterio en como actuarían ellos y no tú, y eso es lo ” peligroso” del asunto, ya que todos somos diferentes y no existe una regla en la vida de una persona que sea igual para otra cuando se trata de cosas que nos preocupan a nivel personal.

La gente suele cometer el error de tomar todo al pie de la letra cuando piden consejos a personas a las que perciben superiores y/o más experimentadas y se perciben a sí mismas como inferiores. El problema está en que cuando pides consejos de esta manera, sin saberlo estás poniéndote en un lugar de inferioridad o debilidad y que no tienes el poder suficiente para pensar por ti mismo(a), encontrar tus propias respuestas, tu camino y las soluciones a tus problemas. Aparte de estar renunciando a tu propio poder y a tus criterios, estás otorgando ese poder a otras personas hasta el punto de ponerlas en un nivel tan alto (como si ellas fueran la salvación o solución a tus problemas). Si te sientes demasiado inferior y sin poder alguno propio, lo malo que puede pasar es que descartes o reemplaces todos tus criterios con aquellas cosas que te diga esa otra persona a la que recurres y que eso no sea lo mejor para ti.

Muchas veces, no nos damos cuenta de ello pero cuando pedimos consejos a otras personas, en realidad sabemos lo que queremos y lo que tenemos que hacer, pero NO nos sentimos seguros de ello y necesitamos de alguien que nos reafirme y dé aprobación. Por eso recurrimos a alguien para que nos diga lo que queremos escuchar a pesar de ya saberlo.

Algunas veces nos dirán cosas que no queremos escuchar o no nos gustan. Nuevamente ahí es donde te están aconsejando basándose en sus propios miedos, visiones de mundo y prejuicios; Te dirán cosas que a ellas les parece correctas.

Algunas otras veces sí nos darán algunos muy buenos consejos, especialmente si son personas que están donde queremos estar o han superado el problema que queremos superar. Pero nuevamente hay que tener cuidado con no confundirse, porque a pesar de la alta calidad de los consejos, te dirán lo que les funciona a ellos pero puede no funcionar para ti. Además estas personas no saben exactamente lo que quieres y por lo tanto te darán consejos rápidos, situacionales y de corto plazo.

Si empiezas a no escuchar los consejos de la gente tendrás más poder y sabiduría

Cuando confías en ti plenamente puedes tomar mejores decisiones para tu vida, trazar y recorrer tu camino, y crear soluciones propias a los diferentes problemas o desafíos que se te presentan. Pero sobre todo CREAS TU PROPIA REALIDAD y no te amoldes a la de otros. No importa si al principio te encuentras con problemas que parecen imposibles de solucionar, llegará el momento en que siguiendo tus criterios y deseos encontrarás la solución/salida.

A veces no nos damos cuenta de que en nuestro interior tenemos la respuesta a todo lo que nos preocupa, pero preferimos preguntar a los otros en vez de hacernos caso a nosotros mismos, y ese es el auténtico error.

CEREBRO VS CORAZÓN

A quien le hacemos caso al cerebro, a nuestra mente o a nuestro corazón, a los dos? Pues yo me inclino más por el corazón….y ¿ por qué?.. para mí esta es una pregunta muy sencilla pensando con el corazón, sientes también tu intuición sobre algo, te dejas llevar sin contaminación, y que pasa con la mente, pues que la mayoría de nosotros tenemos la mente contaminada con pensamientos pasados que ya no nos sirven para nada porque ahora estamos en el presente, y esos programas mentales que nos bloquean son sobre situaciones pasadas de muestra vida, donde no éramos las personas que somos ahora; también tenemos pensamientos inculcados por otros desde pequeños como nuestros padres, familiares, experiencias negativas que hemos vivido, y se quedan atrapadas en nuestro subconsciente para saltar como la pólvora cuando nos encontramos ante una situación con la que no sabemos lidiar.

Cada persona pensará según sus vivencias, bajo las mías todo lo que he hecho guíandome por el corazón al final nunca me he equivocado, en cambio cuando le he dado muchas vueltas a la cosas todo me ha salido mal o peor….

TU SABES LO QUE QUIERES, NO LOS DEMÁS

Tal vez hayas dejado de hacer lo que querías por temor a lo que piensen los demás de ti. Sientes que debes hacer lo que ellos esperan, que debes colmar sus expectativas; de lo contrario, perderás la aprobación de quienes te rodean.

Por eso, es momento de comenzar a trabajar en ti para mejorar tu autoestima y lograr hacer lo que deseas libremente.

«El concepto que usted tiene sobre mí no va a cambiar quién soy, sin embargo, sí que puede cambiar mi concepto sobre usted…»

Dr House

Aunque es una frase de una serie, esta muy bien en el contexto.

Piensa por ti y para ti, olvida lo que piensen los demás

Piensa en ti, en lo que realmente te gusta y te interesa. Debes de lograr hacer tu vida de forma independiente, debes de hacer lo que tengas ganas sin que te afecte lo que piensen los demás. Tu vida te pertenece, tus acciones también. Tienes que  comenzar a pensar en ti, en lo que deseas y hacerlo.

La frase que más vidas a arruinado es una frase muy típica aquí en España ¿ Que va a pensar la gente?

La gente puede pensar lo que quiera es libre para expresarse, pero tu lo eres para hacer lo que quieras con tu vida, lo que te nazca de dentro, lo que quieres vivir, por lo que quieres luchar, de que quieres trabajar, donde ir de vacaciones a quien quieres amar…..tu decides no la ” GENTE”.

Lo que otras personas piensen de ti es su realidad, no la tuya. Ellos saben tu nombre, pero no tu historia, no han vivido en tu piel, ni han calzado tus zapatos. Lo único que los demás saben de ti es lo que tú les has contado o lo que han podido intuir, pero no conocen ni a tus ángeles ni a tus demonios.

No te ha pasado a veces que has pedido un consejo a un conocido y mientras hablaba la persona a quien se lo pediste, piensas ¿ me está hablando a mí? O ¿ Está hablando de ella misma?…

Da igual lo que hagas y como lo hagas, siempre habrá alguien que lo malinterprete. Así que intenta vivir y actuar con naturalidad. Lo que tú haces porque lo sientes siempre será lo correcto. No solo no te podrás justificar, sino que te sentirás falso si no sintonizas contigo mismo.

No esperes que los demás comprendan tu viaje, especialmente si nunca han tenido que recorrer tu camino.

Hay muchas personas que tienden a juzgar lo que no pueden entender, que realmente nunca llegan a entender al otro, porque para lograr hacer eso tienen que hacer uso de la empatia y por desgracia no todas las personas la tienen, solo poniéndote en la piel de la otra persona, integrando pensar y sentir como siente esa persona, solo así puedes llegar a dar un buen consejo de forma objetiva, todo lo demás son consejos vacíos aunque la mayoría de veces vayan vestidos de las mejores intenciones.

Aquí te dejo un poema de Mario Benedetti que me encanta para ti desde donde me leas porque eres valiente, porque si sabes lo que quieres, porque sabes que en tu corazón está la respuesta y que no la tienes que buscar en nadie más.

«No te rindas, aún estás a tiempo de abrazar la vida y comenzar de nuevo, aceptar tu sombra, liberar el peso y retomar el vuelo.

No te rindas, que la vida es eso, continuar el viaje, perseguir los sueños, abrir las esclusas, destrabar el tiempo, correr los escombros y destapar el cielo.

No te rindas, por favor, no cedas.

Aunque el frío queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se ponga y se acalle el viento, aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tu seno.

Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo, porque lo has querido y porque yo te aprecio, porque existe el vino y el amor es cierto, porque no hay herida que no cure el tiempo.

Abrir las puertas, quitar los cerrojos, bajar el puente y cruzar el foso, abandonar las murallas que te protegieron, volver a la vida y aceptar el reto.

Recuperar la risa, ensayar un canto, bajar la guardia y extender las manos, desplegar las alas e intentar de nuevo, celebrar la vida, remontar los cielos».

Reconoce tus sentimientos, sin juzgarlos.

Muchas veces, cuando nos reconectamos con nosotros mismos luego de mucho tiempo de no hacerlo, nos sentimos “peor” en un principio. Esto se debe a que tenemos muchos sentimientos reprimidos , los cuales se han ido acumulado dentro y necesitan liberarse.

Vivimos cada vez más en una sociedad donde parece que hay que esconder los pensamientos, emociones, sentimientos…cuando realmente lo que es malo para la salud mental y física es reprimir nuestras emociones, esta demostrado que las personas que menos reprimen estas emociones están más saludables en todos los niveles mental y físico, todo lo que callas en algún momento de hará daño.

LA MENTE PIENSA , EL CORAZÓN SABE

Te encuentras en un tira y afloja entre lo que tu mente trata de imponerte y lo que tu corazón quiere sentir. Y entonces no sabes bien qué hacer, ¿te guías por las emociones que te brotan desde dentro o racionalizas despacio la situación?

Lo cierto es que harías cualquier cosa por sentirte libre y feliz. Te dejarías llevar sin límites si supieras de verdad que eso es lo que necesitas. Sin embargo, no lo sabes. Tienes dudas de que tu corazón te lleve a un lugar donde no vayas a sufrir y por eso tu mente actúa para evitarlo. ¿A quién escucho? Te estás preguntando.

Como ya te dije más arriba, la mente trabaja como con un programa informático y se basa en vivencias pasadas…mientras que el corazon siente el momento y el ahora sin restricciones.

Y en esto de los consejos no podemos olvidarnos de las típicas personas que hacen como dice un refrán muy famoso: ” CONSEJOS VENDO Y PARA MI NO TENGO” estos son los mejores! Y lo digo con una ironía aplastante…son aquellas personas que sin tu pedirles un consejo te los dan gratuitamente y siempre acompañados con una reprimenda de lo que haces o dejas de hacer con tu vida, y tu te quedas nada más y nada menos que con cara de poker…

Así que yo te diría, que antes de pedir un consejo mires primero dentro de ti, que te desconectes de pensamientos pasados y que conectes con tu corazón .

Te envío un abrazo y espero te pueda servir este post! 🌺