¿Y después del confinamiento que?

Empiezo este post deseando que todos estéis bien, y también vuestras familias.

¿ Que pasará después del confinamiento?

Pues realmente muchas cosas, porque después de pasar algo así nada será igual, este no es un post pesimista, es un escrito realista, ya que mucha gente piensa que las cosas serán igual y cada vez que hay un cambio en la sociedad sea el que sea, inevitablemente todo cambia, y nosotros tenemos que ser parte de este cambio, todos nosotros.

Ayer leí que este virus no ha sido por el cambio climático, pero varios científicos hablaban de los virus y pandemias que traerá consigo el cambio climático. En ese mismo artículo que estaba leyendo los mismo científicos decían que el cambio climático será más mortal que este virus que está afectando al planeta…

Queria hablar de este tema porque muchas personas no se están tomando en serio lo que representa el cambio climático para el planeta y siguen haciendo sus vidas sin percatarse de todo lo que podrían hacer para frenar en la medida de los posible los desastre que van a venir.

En el estudio compilado por la OMS, se resaltan las señales físicas de alerta del cambio climático: como el intenso calentamiento de los océanos y de la Tierra, el récord del nivel del mar en 2019, el descongelamiento de los mantos de hielo y los continuos fenómenos meteorológicos como tormentas, sequías e inundaciones.

El año 2019 terminó con una temperatura media mundial 1,1 °C por encima de los niveles preindustriales estimados, un valor superado únicamente por el récord de 2016, cuando un episodio muy intenso de El Niño agravó el aumento de la temperatura mundial vinculado a la tendencia general al calentamiento.

“El calor del océano está en un nivel récord, con temperaturas que aumentan al equivalente de cinco bombas de Hiroshima por segundo. Contamos el costo en vidas y medios de vida humanos a medida que las sequías, los incendios forestales, las inundaciones y las tormentas extremas cobran su precio mortal. No tenemos tiempo que perder si queremos evitar una catástrofe climática”, agregó el Secretario general de las de las Naciones Unidas.

Impactos para los humanos y la biodiversidad

Salud: más muertes y enfermedades impulsadas por el cambio climático

La salud de las personas y los sistemas sanitarios están pagando cada vez un precio más alto a causa de las condiciones de calor extremo.

En 2019, las altas temperaturas que se registraron en Australia, la India, Japón y Europa batieron todos los récords y afectaron negativamente a la salud y el bienestar de la población.

A su vez, en Japón, una intensa ola de calor provocó más de 100 víctimas mortales y 18.000 ingresos hospitalarios adicionales. En Francia, se registraron más de 20.000 visitas a urgencias para tratar dolencias relacionadas con el calor entre junio y mediados de septiembre, y durante dos importantes olas de calor se produjeron 1462 muertes en las regiones afectadas.

EL CAMBIO CLIMATICO NO ES NINGUNA BROMA, TÓMALO MUY EN SERIO.

La OMS advierte que el cambio climático ya causa decenas de miles de defunciones cada año por las modificaciones en las características de las enfermedades, especialmente por las olas de calor intenso, la sequía y su contraparte: las inundaciones nunca registradas; la mala calidad del aire en las ciudades y en regiones con actividades que deterioran mucho el medio, como la minería a cielo abierto y la industria cementera; además de deficientes sistemas de abasto de agua potable y saneamiento.

A fin de reducir la huella ecológica y causar impacto combatiendo el cambio climático y el calentamiento global -cuyas consecuencias son nefastas: incendios, sequías, inundaciones. acidificación del mar, subida del nivel de aguas, aumento de las temperaturas, extinción masiva de especies animales y vegetales, proliferación de enfermedade DEJAR DE COMER CARNE ROJA, ASI COMO LO OYES, CADA VEZ VAS A ESCUCHAR MAS HABLAR SOBRE ESTO.

  • Di adiós al coche y hola a tus pies: Cuanto menos utilices el coche, mejor. Apuesta por ir si puedes a tu lugar de trabajo o en bicicleta si vas en coche, es mejor decantarte por uno de tipo híbrido o eléctrico, así como compartir trayecto para reducir emisiones, poniendo en práctica el carsharing. El transporte urbano también es muy aconsejable.
  • Recicla: Poco hay que decir en este apartado, ya que reciclar y arrojar a su contenedor debería ser asignatura obligatoria en todos los hogares, a fin contribuir al ahorro de materia prima, recursos naturales, energéticos y económicos. Así disminuirás la emisión de gases invernadero que emite la fabricación del plástico.
  • Practica las tres R’s: Reducir, Reutilizar, Reciclar. Además de reciclar es importante no tener un estilo de vida consumista, reutilizar todos los objetos que puedas, romper con la obsolescencia programada y apostar por darle una segunda vida útil a otros objetos. Una alternativa es adquirir productos de segunda mano.
  • Uso eficiente del agua: Estar una hora bajo la ducha, poner una lavadora con dos prendas, abusar del lavavajillas o lavarte los dientes dejando que el agua corra sin fin es todo un desperdicio para un recurso tan limitado en el planeta como el agua potable, y más en tiempos de sequía.
  • No abuses de la calefacción ni del aire acondicionado: Revisa la potencia eléctrica, procura que tu hogar esté aislado y no pongas la calefacción todo el día. En el futuro, si puedes apostar por el autobastecimiento energético para tu hogar, mucho mejor.
  • Invierte en electrodomésticos que ahorren energía: Compra modelos con etiquetado energético de clase A y adecuados por tamaño y prestaciones a tus necesidades. Además, utiliza el lavavajillas o la lavadora solo cuando estén llenos, garantiza la limpieza y el mantenimiento adecuados para su rendimiento óptimo y si puedes, opta por la nevera más pequeña posible, ya que el frigorífico representa entre el 10 y el 15% de toda la energía consumida en el hogar, según informan desde Gas Natural Fenosa.
  • Dieta vegetariana: el cambio de una dieta omnívora a vegetariana podría reducir la huella de carbono de una persona en aproximadamente un 30% y se evitaría la emisión de 0,8 toneladas de gases de efecto invernadero (tCO2) por persona y año. 
  • …o al menos, elimina o reduce la carne roja: La producción de carne roja genera toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero -como el CO2 y el metano- y ocupa grandes porciones de tierra, ocasionando graves desperfectos para el medio ambiente. Es más, se gastan entre 500 y 3000 litros de agua para la producción de un solo kilo de carne. El planeta te agradecerá que abandones su consumo.

DEBEMOS DEJAR EL EGOISMO INDIVIDUAL A UN LADO E IR TODOS EN EL MISMO BARCO, Y ESE BARCO ES El DE AYUDAR AL PLANETA.

«Conviene que entendamos bien la relación que hay entre cambio climático y coronavirus, que la hay. Todo está conectado y la degradación ambiental es un factor que nos resta defensas, que nos hace más vulnerables ante virus que acaban convirtiéndose en pandemia», explica Cristina Monge, politóloga y asesora ejecutiva de Ecodes, que remite a lo explicado por el biólogo Fernando Valladareen su último artículo en eldiario.es, en el que precisamente recuerda la estrecha relación entre ambos. «No solo la biodiversidad nos protege de los virus. Los ecosistemas estables y funcionales lo hacen en general y de múltiples formas. Pero la función protectora de los ecosistemas se está debilitando con el cambio climático», razona el científico en su texto.

Proteger la biodiversidad en el mundo que se configure tras la pandemia será clave para evitar que la situación se repita en un futuro aún incierto. «Lo que estamos viviendo no es un paréntesis de unas semanas. No volveremos a la calle y todo será igual: ahora mismo se está configurando una nueva sociedad. Debemos hacer un análisis de la situación y ser conscientes de que esa debilidad ambiental nos ha hecho más vulnerables. Si lo hacemos, la conclusión inmediata es que las nuevas sociedades tienen que basarse en la generación de un modelo más sostenible que a la vez nos haga más resilientes, que es aquel que nos hace más fuertes para evitar que se repitan pandemias como esta. Y eso pasa por repensar el modelo económico en clave de sostenibilidad».

¿Si tienes hijos , que mundo les vas a dejar sino empiezas a cambiar para ayudar al planeta?

Por qué el coronavirus ha logrado despertar la conciencia global mucho más rápido que el cambio climático –cuando este último es un problema que se cobra, según las cifras de la OMS, más de cuatro millones de vidas al año–, es otra de las cuestiones que se han puesto estos días sobre la mesa de debate. Si el primero ha logrado en pocas semanas una extensión generalizada en cuanto a cambio de hábitos, consenso político y aceptación más o menos extendida de medidas extraordinarias como la presencia del ejército en la calle o las órdenes de permanecer en casa, la segunda parece que todavía tiene que justificar entre algunos sectores la importancia de cambiar nuestros hábitos de consumo, de reciclar o de reducir el consumo de carne para garantizar la sostenibilidad del planeta.

Si ya vivíamos en la era de la incertidumbre, el presente que hoy caminamos todavía carece de adjetivos. «A lo que la oruga llama fin, el resto del mundo lo llama mariposa», decía Lao Tse hace milenios a ese lado del mundo al que hoy miramos con otros ojos. Y de nuestras decisiones dependerá construir un futuro sostenible en el que sus habitantes puedan ser capaces de resistir sus aleteos.

POR FAVOR TOMA CONCIENCIA Y HAZ TODO LO QUE ESTÉ EN TU MANO PARA AYUDAR A TU PLANETA.

Hasta aquí el post de hoy, espero te sirva de ayuda 🦋