Tú mejor versión!

Seguramente esta frase de que seas siempre la mejor versión de ti mismo la habrás oído un montón de veces, pero ¿exactamente qué significa ser la mejor versión de uno mismo?

Significa que des en cada momento lo mejor que puedes dar, que hagas las cosas de la mejor manera que las puedes hacer y que puedas acostarte cada día satisfecho porque has sido la mejor persona que eres capaz de ser en todos los sentidos.

Que cuando te acuestes por la noche te sientas orgulloso de cómo has vivido el día y de cómo has ido aprovechando cada momento y cada ocasión para dar lo mejor de ti.

Verás qué reconfortante es y qué bien sienta. Y seguro que pronto empezarás a ver cómo disfrutas mucho más de lo que haces y cómo aparecen oportunidades de mejorar en todos los ámbitos de tu vida.

Te voy a decir algo. Tú ya eres la mejor versión de ti mismo. Lo único que tienes que hacer es tener la valentía de expresarte tal y como eres, de quererte tal y como eres, de entregar lo máximo de ti y para ti, de tomar responsabilidad de querer ser la mejor versión de ti y vivir cada día con ese objetivo en mente.

Es bien importante que sepas quien eres, que te conozcas, que tengas claro que te apasiona, por que la única manera de triunfar es haciendo aquello que amas y que te apasiona, dándote el permiso para equivocarte y perdonándote por ello.

Y no dejar de aprender de todo lo que te pasa, la vida es cuestión de actitud y de perspectiva, enfócate en cual será tu fortaleza, potenciales y objetivos.

No se trata de parecernos a otros, no se trata de ser exitoso como “x” persona o inteligentes como “y” o super divertidos como “z”, se trata de aprovechar las mejores cualidades que tenemos, de aprovechar nuestro talento y autenticidad.

“Todo el mundo es un genio. Sin embargo, si juzgas a un pez por su habilidad para escalar un árbol, pasará toda su vida pensando que es un estúpido.”

– Albert Einstein



No compitas con nadie
Ser la mejor versión de uno mismo implica afrontar tus miedos y tus anhelos; ponerlos en la balanza y trazar tu camino.
La mayoría de los humanos viven en resistencia y oposición a otros, a sus experiencias, a la vida misma. Para asumir la posibilidad de ser tu mejor versión es necesario deponer esa actitud puesta en el afuera, para asumir un profundo compromiso individual.
Si la medida de tu valía se mide por lo que hacen o logran los demás, ya estás en desventaja. La única medida es la que tú mismo te impones.
  • Bucea en tu interior

Otro comportamiento frecuente es el de querer obtener resultados distintos haciendo siempre lo mismo. Pues esto no funciona, por cuanto necesitarás cambiar el rumbo, o girar la brújula de tu vida apenas un grado para generar algo diferente.

La mejor forma para lograrlo es animarse a bucear en tu interior, proyectando desde adentro la visión interna de quien quieres convertirte, y ratificándola con hechos concretos.

2. Cambia tu forma de pensar y cambiará tu mundo

Nuestros pensamientos son los principales responsables de nuestras emociones. Haz una sencilla prueba: Cierra los ojos y durante 5 minutos ponte a pensar las cosas buenas que tienes en tu vida y muéstrate agradecerlo por ello ¿Cómo te sientes?.

Ahora cierra los ojos y durante 5 minutos ponte a pensar en las cosas negativas que tienes en tu vida o que te han pasado, en aquello que te gustaría tener y no tienes ¿Cómo te sientes?.  Sin embargo, tu vida es la misma en las dos situaciones ¿no?

No es la realidad la que termina como nos sentimos, sino como nosotros interpretamos esa realidad.

El camino es apasionante, y encontrarás muchas personas dispuestas a orientarte, acompañarte y levantarte cuando te caigas.

La popular frase de Sócrates, el filósofo griego, proviene de lo que él mismo practicaba y enseñaba a sus discípulos. Ni más ni menos marcó el origen de lo que conocemos como filosofía, partiendo de que es necesario auto gobernarse y dirigir la propia vida de acuerdo con lo que anhelas y sientes en función de lo que quieres lograr.

Desde la perspectiva de ser la mejor versión de uno mismo, es necesario también pensar en el bien común (la forma en que tus acciones impactan en el entorno directo e indirecto de tu vida).

El peor enemigo de tu felicidad, es esa vocecilla crítica en tu cabeza. Que sólo te repite una y otra vez tus errores, que todo el tiempo te está recordando que no eres lo suficientemente bueno.

Esa voz autocrítica puede ser un verdadero veneno que te impida ser feliz. Al contrario, la autocompasión y el cuidado de ti mismo son las únicas herramientas posibles para que puedas convertirte en la mejor versión de ti mismo.

Si no me crees, piensa un momento en tu abuela. En las veces que te ha dicho lo bello e inteligente que eres. ¿Cómo te sentías entonces? ¿Importa si te lo dice “solo porque es tu abuela”? ¿No te hace sentir feliz de cualquier modo?

Sé un poco más la voz de tu abuela en tu cabeza. No seas tu propio verdugo todo el tiempo: mejor elige ser la voz de aquellos que te quieren. Quiérete a ti mismo, y sin dudas lograrás la mejor versión de ti mismo. 

¿Cómo ser la mejor versión de ti mismo? ¿Cómo potenciar tu desarrollo personal y profesional sin confundir el deseo de ser mejor persona con el perfeccionismo?

1. Reflexiona sobre qué ámbitos de tu vida son susceptibles de mejora: ¿En qué ámbito te gustaría evolucionar y qué cambios puedes llevar a cabo para ser feliz?

2. Cultiva la virtud de la paciencia como una semilla que también te permite alimentar la amabilidad hacia ti mismo, el respeto, la autoaceptación y el comprensión. Para llegar a ser le mejor versión de ti mismo es recomendable que te regales amor todos los días a través de un diálogo interior cariñoso.

3. Evita quedarte estancado en tus errores, avanza más allá de ellos al extraer lecciones de aprendizaje. Cada fallo tiene un mensaje constructivo.

4. Tu mente y tu corazón son el motor de muchas de las decisiones más importantes de tu vida. Busca espacios de silencio para escuchar esa voz interior que te guía como una brújula hacia tu felicidad.

5. Aprende a ser exigente contigo mismo, no te conformes con el mínimo esfuerzo y lucha por alcanzar esas metas que son motivo de ilusión en tu vida.

6. Algo es imposible mientras no lo intentas. Sin embargo, cuando te das la oportunidad de intentarlo te permites descubrir si podrás llevar a cabo o no ese objetivo. Es mejor extraer conclusiones a partir de certezas y no de hipótesis. Muchas personas sufren por vivir condicionadas por el supuesto de no saber qué hubiese pasado en caso de haber actuado de una forma determinada.

7. Intenta ser un buen ejemplo para los demás pero especialmente, para ti mismo. No existe mejor antídoto de salud para tener un buen descanso que tener la conciencia tranquila.

8. Sé fiel a tu dignidad personal como ser único e irrepetible.

3. No te asustes de tus emociones.

Tenemos la mala costumbre de asustarnos de nuestras propias emociones. Nos da miedo sentirnos tristes, nos da miedo sentirnos frustrados, e incluso nos da miedo nuestra propio miedo.

Sin embargo, las emociones son como una cascada, si dejas caer el agua del arroyo, una vez que haya caído toda, la cascada cesará. Cuando te sientas mal, simplemente observa tu propia emoción, observa sus síntomas, ponle un imagen, un color, un olor, una textura, obsérvala sin alimentarla con pensamientos negativos, déjala fluir y pasará.

Cuídate, eres la persona con la vas a pasar el resto de tu vida y mereces tratarte como tal.

A veces pasamos tanto tiempo pensando en los demás o vivimos de manera tan acelerada que nos olvidamos de nosotros mismos. Cuidarnos debe ser una de nuestras prioridades en la vida.

Busca el lado bueno de las cosas

La vida a veces puede ser difícil, pero también es verdad que nosotros la hacemos mucho más complicada. Ver el lado negativo de las cosas es muy fácil, pero si nos acostumbramos, podemos encontrar el lado bueno de todo lo que pasa a nuestro alrededor, una oportunidad en cada cosa que nos pasa es algo que hacen muchas personas, aquellas que consiguen sacar lo mejor de sí mismas. La negatividad solo atrae negatividad, y si nos acostumbramos a ver lo malo lo veremos en todos sitios. Los pensamientos negativos pueden llevarnos a enfermedades como depresiones o crisis de ansiedad con todos los efectos negativos de estas. Por eso, para ser una mejor versión de ti mismo más vale que te acostumbres a pensar en positivo.

Trabaja tu autoestima

Si nos hemos preguntado cómo podemos ser una mejor versión de nosotros mismos la autoestima está en la lista de los nominados. Es uno de los bienes más preciados de los seres humanos. Se trata de una cualidad que permite a cada uno querernos tal y como somos. Ni más ni menos. No quiere decir que tengamos una falsa autoestima, sino que nos conocemos tan bien que sabemos cómo aprovechar nuestros recursos, sacar a la luz nuestras habilidades y aprender de nuestros errores. Una persona con buena autoestima no dudará en mostrar la mejor versión de sí mismo, y le será fácil, ya que se conoce, se respeta y juega con ventaja. Sabe cuáles son sus mejores cartas y no dudará en jugarlas para obtener el éxito allá donde vaya.

Deja de juzgar a los demás

La vida está llena de jueces muy duros. Algunos están a nuestro alrededor, mirando cada paso que damos y opinando sobre nuestras acciones. Si tú eres uno de ellos, te recomendamos que dejes de fijarte en lo negativo que hacen los demás, y comiences a preocuparte de tu propia vida y sacar el máximo partido a la gente que te rodea. Criticar las acciones que hacen los demás es un acto de superioridad que no te ayuda en nada, solo te desvía de tu principal objetivo, que es mejorarte a ti mismo. Es cierto que todos somos diferentes, y cada uno tienes sus virtudes y sus fallos. Conocer cada uno de la gente que te rodea está bien. Te aconsejamos que te quedes con lo que te guste y descartes lo que no te agrade, sin perder tiempo en juicios de valor. Será mejor que aproveches este tiempo para desarrollar tú conocimiento sólo así conseguirás ser mejor persona y conseguirás una mejor versión de ti. No esperes más.

Rodéate de personas positivas

A menudo, pasamos demasiado tiempo con gente que agota nuestra energía. Estas personas tóxicas que te llenan la cabeza con frases negativas, minan nuestras esperanzas y nos hacen sentir menos útiles. Estas personas están en tu vida porque tú las eliges, y aunque a veces no tenemos más remedio que pasar tiempo con algunas de ellas, otras veces podemos elegir a personas más positivas. Te aconsejo que te rodees de gente que te anime, que crea en ti, que te haga reír. Pasa tu tempo ayudando a otras personas para sentirte mejor con esas personas que, cuando estás un rato con ellas, vuelves como una persona renovada, con una sonrisa en la cara. Esas son las que te ayudarán a sacar la mejor versión de ti mismo.

Ahora ya no tienes excusa, pon en práctica estos consejos para desarrollar una mejor versión de ti mismo y vivirás con plenitud.

Espero te sea de ayuda mi nuevo post, 💝